-“¿Y qué libro de autoayuda me recomiendas? 

-”Una buena novela”

La biblioterapia es una estrategia terapéutica más de la que disponemos los psicólogos, pero su uso aislado, tiene una eficacia muy limitada

Yo utilizo muy pocos títulos de «autoayuda» y siempre como apoyo a una intervención concreta que esté realizando con el paciente.

Leer libros de “autoayuda” uno detrás de otro, no te va a hacer sentir mejor ni arreglar tus problemas psicológicos.

Leer alguno claro que está bien, te puede hacer pensar o reflexionar, pero difícilmente te van a liberar de la ansiedad o de la depresión. Incluso, pueden agravarlas más por la frustración de no conseguir el resultado que esperas de ellos.

Sin embargo, la lectura de una novela (un cómic o un ensayo de un tema que te interese) puede servirte para mejorar tu estado de ánimo y aliviar tu ansiedad. Y estas son las razones:

  • La lectura funciona como un distractor:  es importante que el libro que leas te guste y te «enganche» para que te distraiga. La distracción va a permitir que el foco de tu atención se retire de tus pensamientos, emociones y sensaciones negativas, con lo cual disfrutarás de un rato de alivio de ellas.
  • La lectura  nos obliga a retirar el foco de nosotros mismos y dirigirlo hacia el contenido que estamos leyendo y eso supone un «descanso» del malestar que estemos sintiendo.
  • En el caso de novela o cómic,  además, estimula la imaginación que a su vez, nos ayudará a ser más  creativosLa tesis de que la creatividad ayuda a resolver los problemas de la vida está avalada.
  • Fomenta la empatía: una novela puede llevar a ponernos en lugar de los personajes de la historia y entender sus emociones (incluso sentirlas), sus pensamientos y sus actuaciones.
  • Favorece la atención y la concentración: la falta de concentración es una de las quejas que manifiestan los pacientes con cuadros de ansiedad y/o depresión. A veces es grave, y no son capaces de seguir la lectura. Salvo casos graves, sigue siendo una actividad recomendable: la clave estará en elegir un texto ligero y corto.
  • Leer una historia que nos guste proporciona satisfacción, es en sí misma una actividad gratificante, con efecto positivo directo sobre nuestro estado de ánimo.

Es importante escoger el contenido de la lectura: evitar obras muy dramáticas y buscar aquellas que consigan evadirnos y/o hacernos reír.

Si eres de los que dice que no les guste leer, o no has leído mucho, te propongo empezar por algún libro corto y de contenido ligero. No te plantees leer una hora del tirón, empieza por 10-15 minutos y ve aumentando a tu ritmo.

Por todo esto, y más, leer novelas es más beneficioso que un libro de autoayuda.

Espero que os sea de utilidad, y os anime a leer!!

Hasta la próxima!