¿Te pone nervioso que te cambien las cosas de sitio? ¿Haces listas de cosas para hacer? Si te ocurre sólo con esto, no tiene mayor importancia, se considera dentro de lo normal, pero si ocurre con más cosas, por ejemplo, necesidad de tenerlo todo ordenado, actividades planificadas y te pone nervioso el no saber cómo van a ser las cosas, puede que tengas unos rasgos de un tipo de personalidad denominada obsesiva.

Las personas con este tipo de personalidad suelen estar muy preocupados por el orden, el perfeccionismo y el control tanto de sí mismos como de las situaciones externas. Este patrón de personalidad les lleva a ser poco flexibles, poco eficaces en sus tares e interfiere en sus relaciones con los demás.

Sienten la necesitad de tenerlo todo bajo control, y para ello se adhieren de forma rígida a normas, horarios y listados, pudiendo a perder de vista el objetivo de la tarea que están desarrollando. Además, pueden invertir mucho tiempo revisando y corrigiendo errores en una tarea, llegando a retrasarse en el cumplimiento de las mismas.

La falta de flexibilidad es una de las características principales de la personalidad obsesiva, lo que les impide adaptarse a los cambios con facilidad.

Consideran que las cosas tienen que hacerse de forma específica, y encajan mal propuestas de alternativas, por lo que les resulta difícil delegar tareas y trabajar en equipo. Como consecuencia de ello, suelen verse sobrecargados de trabajo, pero no pedirán ayuda.

Otorgan prioridad al trabajo, llegando a rozar la devoción, y conceden escaso tiempo al ocio y contacto con otras personas. Su ocio suele estar programado y organizado, y dirigido hacia un fin, por ejemplo, quedar para realizar un deporte, y ese deporte se lo tomará como una tarea en la que hay que conseguir la perfección. La autocrítica les acompaña siempre.

Tienden a planificar el futuro con detalle, se adaptan a los cambios con muchas dificultades, en su relación con el dinero suelen ser muy ahorradores y tiene fama de tacaños. Sus relaciones interpersonales pueden verse afectadas por una expresión de afecto controlada, y se sienten a gusto en relaciones formales y serias, al mismo tiempo que les incomoda las muestras emocionales excesivas.

Estos pacientes planifican el futuro con gran detalle y no desean cambios. Su rigidez constante puede frustrar a los compañeros de trabajo, amigos y pareja.

Estos rasgos comienzan a manifestarse al comienzo de la edad adulta.

La personalidad obsesiva NO es lo mismo que un TOC (Trastorno Obsesivo-Compulsivo), pero puede darse junto a éste. En el TOC la persona experimenta pensamientos intrusivos (que aparecen de repente) cuyo contenido genera ansiedad; que son las obsesiones. Para paliar esa ansiedad, la persona lleva a cabo conductas o acciones mentales (compulsiones). Por ejemplo, la obsesión por contagiarse de gérmenes, lleva  a  lavarse una y otra vez las manos. Las personas con una personalidad obsesiva pueden llevar a cabo algunos rituales o compulsiones.

 

Espero que os haya resultado interesante. Os dejamos un formulario por aquí debajo, por si queréis contactar.

Hasta la próxima!

Queremos Ayudarte

Escríbenos y juntos encontraremos la solución a tu problema

RESPONSABLE: VANESA HERNÁNDEZ SANTOS | FINALIDAD: Información sobre los tratamientos | Derechos: Puede ejercitar los derechos de acceso rectificación, supresión, oposición y portabilidad o limitación del tratamiento dirigiéndose por escrito acompañando copia del D.N.I. a consulta@norbapsicologos.com.

¿Hablamos?