Hace un tiempo asistí a un monólogo de un humorista, que después de un buen rato de risas desternillantes, finalizaba su actuación con el siguiente mensaje: “Que la muerte nos pille viviendo”.

Pensar en la muerte, o acordarnos (o recordarnos) de que algún día no estaremos aquí, puede ayudarnos a apreciar nuestra vida y disfrutar más de ella. Todos, en algún momento de nuestra vida, hemos experimentado épocas de dejar la vida pasar, como si fuera un trámite que hubiera que cumplir.

Si estás ahora en uno de esos momentos, en los que tu vida no tiene alicientes, que te sientas frente a ella, viendo los meses y los años pasar… levántate y vive!! Por muy oscura que sea o veas tu vida…, si buscas… y rebuscas seguro que encuentras algo que merece la pena!!

¡¡Gracias por leernos!!